Ingresa a nuestra comunidad

¿Cómo se podría prevenir la prematuridad?

Nicolás
Compartir en

Aproximadamente la mitad de la prematuridad, en los gemelares, es secundaria a la aparición espontánea de dinámica uterina, repartiéndose la otra mitad entre la rotura prematura de membranas y la finalización de la gestación por indicación médica.

Se han dedicado gran cantidad de esfuerzos a hallar un método eficaz que permitiera disminuir las tasas de prematuridad.

Se ha intentado diagnosticar precozmente la amenaza de parto prematuro mediante exámenes vaginales repetidos, valoraciones ecográficas o registros frecuentes de dinámica uterina y prevenir la aparición de contracciones mediante la administración profiláctica de betamiméticos, realización de cerclajes cervicales o reposo domiciliario u hospitalario.

Aunque todas estas medidas no han conseguido disminuir sustancialmente las tasas de prematuridad.

a) Sirve el Reposo para prevenir la prematuridad?

Muchos autores proponen el reposo como medida habitual. No hay criterios respecto a si debe ser domiciliario o en el hospital, o sobre si debe comenzar cuando se diagnostica la gestación múltiple, cuando la paciente percibe dinámica uterina o al empezar el tercer trimestre de gestación.

El ingreso hospitalario, como medida preventiva, se ha propuesto clásicamente a partir de las 28-30 semanas, eligiendo el momento concreto en función del estado materno, de la presencia de dinámica uterina y del crecimiento fetal.

Parece que el límite de las 28 semanas se eligió cuando las posibilidades de supervivencia de los neonatos por debajo de este momento eran mínimas.

Sin embargo, parece tener poco sentido porque más de la mitad de la mortalidad fetal en las gestaciones gemelares se producen antes de la semana 28.

En este momento, no se dispone de datos suficiente para afirmar la efectividad del reposo hospitalario preventivo ni para recomendarlo, ni tampoco se acostumbra a valorar sus inconvenientes. Es costoso, no sólo para el sistema sanitario sino también para la familia porque altera su vida cotidiana. Otra consideración merece el reposo domiciliario, entendido como el abandono de trabajo y la disminución de las actividades físicas cotidianas. Algunos estudios han relacionado la disminución en las tasas de prematuridad con la disminución del número de horas trabajadas fuera de casa, el cambio en las cargas de trabajo, y la reducción o eliminación de tareas específicas como subir escaleras, lavar, pintar, o cambiar la decoración de la casa .

Otros estudios han apoyado la idea de que la bipedestación por periodos prolongados o trabajar 40 horas o más a la semana aumentan el riesgo de parto pretérmino . En este contexto, parece prudente recomendar la supresión del trabajo fuera de casa cuando implica permanecer en bipedestación de manera prolongada, cuando comporta la carga de pesos, el ejercicio físico continuo de poca intensidad o intermitente de gran intensidad o el trabajo con máquinas industriales, especialmente las que producen vibraciones continuas o precisan de la utilización de cinturones de seguridad. Además, el posible efecto negativo del trabajo tiene un especial interés, porque junto con el tabaquismo, el consumo de alcohol y el estrés, es el factor de riesgo aislado más importante, susceptible de modificación.

b). Cerclaje ?

No se ha demostrado que el cerclaje profiláctico sea eficaz en la prevención del parto pretérmino ni en embarazos únicos ni en gemelares. No debe recomendarse y su indicación se circunscribe únicamente a los casos de incompetencia cervical.

c).Betamiméticos profilácticos ?

No se ha demostrado que la administración de betamiméticos orales o endovenosos de manera profiláctica tenga ningún efecto beneficioso en los embarazos gemelares. Además, las gestaciones múltiples son más susceptibles a presentar un edema de pulmón, razón por la cual los betamiméticos deben reservarse para el tratamiento de la amenaza de parto prematuro.

d) Control domiciliario de dinámica uterina ?

No se ha demostrado que el control domiciliario de la dinámica uterina disminuya las tasas de prematuridad, ni en las gestaciones únicas ni en las múltiples . Sin embargo, parece que su utilización podría ofrecer algunas ventajas en estas últimas. Algunos autores han señalado que, si bien la incidencia de amenaza de parto prematuro era la misma, el grado de dilatación con la que las mujeres que habían utilizado la monitorización domiciliaria llegaban a la clínica era menor y esto permitía que aumentaran los éxitos del tratamiento uteroinhibidor en este grupo . La principal objeción a este método sería su alto costo, pero cuando se compara con el gasto que generan los prematuros puede resultar incluso coste efectivo

e) Valoración del cérvix?

Los tactos vaginales repetidos, incluso semanalmente, no han demostrado su efectividad en la prevención del parto prematuro, sin embargo hay diferencia de opiniones respecto a su utilidad en los gemelares.

La mayor incidencia de prematuridad en estos embarazos hace que sea más fácil encontrar o sospechar diferencias con cualquiera de las medidas propuestas como profilácticas.

La medición del cérvix por ecografía permite detectar cambios de longitud y dilatación del orificio cervical interno, antes de que estos sean valorables por palpación.

En embarazos únicos , las mujeres con un cuello corto tienen un riesgo de 1.5 a 3 veces superior de tener un parto prematuro. Sin embargo , es mucho mejor la especificidad que la sensibilidad del método y no hay información suficiente hasta la fecha en embarazos múltiples.

En estos últimos se ha observado que a las mismas semanas de gestación, el cérvix es más corto que en gestaciones únicas, pero no se ha comprobado si se relaciona con mayor prevalencia de prematuridad.

Nota: en ningún momento estas respuestas suplen o remplazan al médico Ginecoobstetra o al pediatra Neonatologo y pueden variar y tener diferentes interpretaciones de acuerdo a cada caso en particular. La consulta y valoración con el profesional de la salud es fundamental. 


Nicolás Ramos
Acerca del autor - Nicolas Ramos

El doctor Nicolás Ramos Rodríguez es Médico Cirujano de la Universidad El Bosque, especializado en Pediatría, Neonatología y Docencia Universitaria de la misma institución. Presidente de la Sociedad Colombiana de Pediatría Cuenta con un diplomado en Acreditación en Salud del Icontec y uno sobre Gestión en Salud de la Universidad de la Sabana. Su intachable hoja de vida le ha permitido contar con grandes logros profesionales, entre ellos, el que la Organización Mundial de la Salud, lo haya designado asesor y coordinador para América Latina del grupo de pediatras que tuvo bajo su cargo la clasificación internacional de enfermedades en el área neonatal -CIE11, en varias oportunidades ha sido designado par académico por el Ministerio de Educación Nacional, para evaluar diversos programas de especialización en Pediatría y Neonatología a nivel nacional. Con más de 25 años de trayectoria, es líder del grupo científico: Investigaciones Pediátricas Bosque, con una clasificación actual B en Conciencias. Sumado a ello es director de programas de especialización en Pediatría y Neonatología de la Universidad El Bosque, con un escalafón en el grado de Profesor Titular de la misma alma mater. (Texto tomado del periódico El Nuevo Siglo) y editado por El equipo de la liga.

La liga de los múltiples