Ingresa a nuestra comunidad

NUESTRA HISTORIA

EDNA CAROLINA
Compartir en

A comienzos de noviembre de 2014 empezó mi cuerpo a tener comportamientos extraños, se me hinchaban los labios, me salían ronchas en la parte baja del abdomen, debajo de los senos, el cuero cabelludo, como si una avispa me hubiera picado, todo me caía mal…

Un día tenía estreñimiento, al otro día soltura, cuando empecé a sentir dolor bajito mi perro se me acostaba en la barriga y no quería bajarse. Sospeché que estaba embarazada y me hice la prueba de droguería y salio positiva! casi muero!, lloré mucho porque no estaba en mis planes, no estaba bien con el papá de ellas a pesar de estar casados.

Fui inmediatamente por urgencias me hicieron la primer eco apareció normal. un feto de 6 semanas de gestación, me remitieron al ginecólogo… a los 15 días fui donde el ginecólogo y ¡Oh sorpresa!, no era un feto, eran dos!!! fueron sentimientos encontrados, la felicidad porque siempre me había parecido hermoso ser mamá de múltiples. el Dr. me dijo que era muy pronto para saber si eran gemelos o mellizos y que para el era mejor que fueran mellizos porque el embarazo era menos complicado, a las 12 semanas se supo que era gemelar monocorial biamniótico me dijo que era de alto riesgo, me explicó porque.

Adicional me hice particular un perfil biofísico, el Dr. descubrió que una bebé era mas pequeña que la otra, tenía menos espacio, siempre tuvo el nivel del liquido necesario gracias a Dios, pero a las 29 semanas manché, sentí contracciones y en control de las 29 semanas… bueno desde las 27 semanas me hacían monitoreo y demás cada tercer día, a las 28 todos los días, la idea era controlarlo y tratar de llegar a 31 semanas pero en la semana 29 a la más pequeña no le encontraban que le llegara suficiente oxigeno al cerebro así que decidimos desembarazar.

Fue el día más angustiante de mi vida, estaba sola en Bogotá sin mi familia, las dos familiares que tenía allá estaban trabajando no pudieron llegar a tiempo a acompañarme. Dios puso en mi camino a la Dra. Catalina Valencia quien siempre me atendió en la Clínica Country y quien me refirió con una colega suya en Saludcoop para el parto pues la póliza de medicina que tenía, había cancelado servicios con el country para partos;  la Dra. Maritza en la unidad materno fetal de saludcoop me atendió oportunamente y solo se retiró de la clínica cuando me tenían en la sala lista para operar, mis chiquis duraron una mes y medio y la otra dos meses en UCI, pasamos por transfusiones, ayuda de oxígeno, les colapsó a ambas un pulmón, una lo superó mejor que la otra que hizo «neumotorax», adquirieron bacterias, cada semana o día moría un bebé en la UCI porque estábamos en la unidad de cuidados intensivos… En la unidad de cuidados intermedios es ya un paso a la salida, nosotras lo veíamos muy lejos, yo lloraba desesperada, sentía que moría, me decían que la que estaba más delicada no viviría, que no sabían que secuelas le quedarían, hasta sedada con morfina estuvo mi pequeña…

Aun así yo me negaba a aceptarlo y solo le pedía a Dios que me la sacara adelante, después de eso lo más grave que han tenido es al año de nacidas tuvieron convulsiones febriles, en un solo día una me convulsionó tres veces, pero hoy en día gracias a Dios tienen 26 meses y son sanas, hermosas, inteligentes y muy bendecidas…

 


Acerca del autor - SAVA

Madre soltera orgullosa y feliz de mis gemelitas

Abrir chat
Powered by
La liga de los múltiples